Nos llena de orgullo presentar el resumen presentación de Javier. Nuestro primer pupilo en el área de mentorías de LAND OF HOPE – PROJECT, en Honduras.

.

«Fue casi un mes el tiempo que estuve en LAND OF HOPE – PROJECT como pasante, es una ONGD que busca la prosperidad de comunidades subdesarrolladas mediante campañas de reformas educativas.

Una de las primeras cosas que aprendí allí fue a diferenciar la educación, de la escuela. Porque uno de nuestros mayores errores fue haberle dado un lugar específico al aprendizaje y encerrarlo allí, decirle a los estudiantes que tienen un lugar para aprender y toda una ciudad para no hacerlo. La escuela es un modelo antiguo, uno que se usa desde hace casi 4 siglos, 400 años usando un mismo sistema educativo, pero es porque funciona, porque funciona, es decir ¿Funciona? Hay aproximadamente una escuela por cada colonia en Tegucigalpa ¿Y en dónde están los resultados? Porque seguimos teniendo los mismos problemas del año pasado y el pasado a ese.

Sé que parece que en realidad la mayoría de nuestros problemas son causados por individuos específicos y que no demuestran a un sistema educativo errado. Pero pensémoslo un poco, en verdad, toda nuestra sociedad depende de la escuela y especialmente de la primaria, las primeras enseñanzas de un niño lo definirán por el resto de su vida y necesitamos que esas   primeras enseñanzas sean claras y correctas porque de eso depende si tendremos a un elector preparado, a un profesional competente o a un ser humano decente.

Vean, casi toda nuestra vida nos dicen que la perseverancia, la  responsabilidad y la disciplina serán nuestras aliadas, nuestro  camino al éxito y que quien no alcance a prosperar es porque  alguna de esas le faltó, yo también creía eso y luego estuve  como voluntario en un programa de capacitaciones en un  instituto, allí había una niña que no llegaba desde hace un tiempo,  fuimos a su casa para averiguar qué era lo que le hacía faltar y fue cuando una tía suya nos comentó que un enemigo de su padre había amenazado a la familia, y si veía a la niña sola, la secuestraría. Ella no tenía quién la llevara a la escuela.  Obviamente sus notas habían empeorado, pero ¿Podemos culparla? ¿Vamos a acusar a esa niña de irresponsable, mediocre o indisciplinada? Yo no puedo, no puedo llegar a cantarle la de “debiste haberte esforzado más» porque la misma niña era bilingüe, la misma a la que un compatriota le negaba la educación, la misma a la que su sistema educativo le falló, hablaba misquito y español con total fluidez, otra mente brillante que se pierde por la disfuncionalidad del sistema.

Pero ¿Qué pudo haber hecho el sistema educativo? Fue culpa del enemigo de su padre eso es una deficiencia en el factor seguridad excepto, que sí había algo, les voy a preguntar ¿Qué hubiera sido diferente si hubieran amado a esa niña? Sí la hubieran amado lo suficiente como para que alguna maestra se ofreciera a llevarla a la escuela, eso es todo lo que necesita el factor educación para mejorar, que todos disfrutemos lo que estamos haciendo así va a llegar la prosperidad. No hay prosperidad en ir 6 horas al día a un sitio que odiamos, el problema no es el tiempo, no es el lugar ni si hay laptops en lugar de cuadernos, el problema es que lo odiamos, no podemos culpar a los niños por no querer ir a la escuela sí allí no se sienten cómodos, no es culpa de la gacela huir del león, es humano no   querer estar en un lugar en el que no nos sentimos nosotros  mismos, lo que es inhumano es sentar a alguien por toda una jornada a obligarlo a ser alguien que no quiere ser y peor aún, decirle que es por su bien.

Todo el problema de la escuela se reduce a eso, los niños no disfrutan aprender y muchos maestros no disfrutan enseñar. Cuando dos personas están juntas haciendo algo que en verdad no quieren hacer las cosas están destinadas a fracasar. El punto no es aprender porque entre más sepamos somos mejores que los demás, en verdad debemos querer aprender porque en la medida que sepamos es la medida en la que podremos dar a los demás. Al principio les dije que educación no es lo mismo que la escuela, pero entonces ¿Qué es educar? Educar, es la manera que tenemos los humanos para mejorarnos unos a otros mediante el conocimiento y díganme, díganme si una vez que lleguemos al punto de querer aprender y triunfar para que los de mi alrededor puedan triunfar también, no hemos prosperado ya.

Esto no se trata de ministros o de secretarias, se trata de nosotros, amemos aprender, procuremos aprender cosas que ya amemos, pero las cosas que no amamos aprendamos las por amor a los demás. Cambiemos la manera de enseñar, hagámoslo porque hubiéramos querido que lo hicieran con nosotros, hagámoslo porque se lo debemos a quienes quedaron en el camino, hagámoslo para demostrarle al mundo que con la educación viene la esperanza, hagámoslo por ver en un futuro la tierra que queremos ver hoy. Hagámoslo para prosperar. Hagámoslo por Amor. Gracias.»

6 Respuestas a “HAGÁMOSLO POR AMOR”

  1. Excelente reflexión, muy cierto cuando las cosas no se hacen por amor difícilmente veremos buenos resultados. Felicidades al muchacho

  2. Es necesario que la educación sea hecha con amor, como escribe Javier, asi veremos en todo su esplendor la belleza de un mundo heterogéneo. Conoceremos a través ésta alianza el respeto, la empatía, la reciprocidad que nos vuelva más humanos.

  3. Excelente!! Que sencillo artículo que muestra el potencial de las personas! Que buena actividad! Gracias por su esfuerzos!

  4. Gracias a todos por vuestros comentarios. Sin duda todos hacéis grande este Proyecto.

    Gracias a todos y a todas por estar ahí

Responder a Karla Reina Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.