El equipo de voluntarios de Honduras con los niños y niñas de la aldea Villa Vieja, del área metropolitana de Tegucigalpa. La actividad a la que acudieron alrededor de 50 niños y niñas acompañados de algunos de sus padres.

Una experiencia inolvidable donde todos pudimos ver como el amor puede transformar las vidas de los que nos rodean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.